La Vida Me Golpeo Tan Fuerte Que Me Enseño A Resistir




Un día, la vida me golpeo tan fuerte que me enseño a resistir.
Un día, me mintieron de tal forma que me dolió y entonces aprendí a ir siempre d frente con la verdad.
Un día, me fallo quien menos imaginaba y aprendí que las palabras hay que cumplirlas y d los actos, hacerse cargo. Ademas,
Un día lastime a alguien y fue ahí cuando aprendí a pedir perdón. Un día lo viví triste y cuando llego la noche me di cuenta que es mucho mejor sonreír que llorar.
Otro día, perdí mi tiempo con cosas que no valían la pena y note que la vida pasa demasiado rápido para perdérsela esperando algo que NO sabemos si llegara..¡¡
SE FELIZ POR TI NO POR LO DEMÁS...